domingo, 15 de mayo de 2016

Mi respuesta al Sr. Petitbò, tres años y medio después (el tiempo del conocimiento, no del exabrupto)

El 25 y 26 de octubre de 2012 se celebraron en Barcelona unas jornadas organizadas por la Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO) sobre los efectos no deseados de la regulación y de la actuación de los agentes económicos sobre la competencia. Yo hablé sobre reguladores independientes en una sesión. Los contenidos de las ponencias fueron publicados con posterioridad por la ACCO. Tras mi intervención en mi sesión de las jornadas, fui preguntado en  público por un asistente por mi opinión sobre lo que entonces eran planes del gobierno español del PP de fusionar las agencias de regulación con la de defensa de la competencia. En mi respuesta apresurada y no preparada dije que me parecía que en esa decisión podía haber algo de captura del gobierno español por parte de intereses empresariales y poco de interés general. A continuación y también públicamente el Sr. Amadeo Petitbò, ex-presidente del Tribunal de Defensa de la Competencia de España y en ese momento (no sé en la actualidad) responsable de la Fundación Rafael del Pino, financiada creo por la gran empresa española Ferrovial, tuvo una intervención bastante subida de tono contra mis palabras. Yo opté por no contestarle en ese momento, pero también por ponerme a trabajar. Poco después escribí esto en este blog:
"La independencia de los reguladores tiene ventajas e inconvenientes, y es cierto que en cualquier caso hay que tener en cuenta los sesgos conductuales de los propios reguladores. El 25 de enero voy a presentar un artículo en la Conferencia sobre Regulación y Competencia de la City University de Londres sobre la fusión de reguladores en España, que ha generado una polémica donde todas estas cuestiones están implicadas. El artículo lo estoy preparando a raíz de sentirme estimulado por una intervención del Sr. Amadeu Petitbò en unas recientes jornadas de la Autoritat Catalana de la Competència, que calificó de frívolo un comentario que realicé asociando el proyecto del gobierno del PP en este sentido con la abundante evidencia que existe en España sobre captura de la regulación por parte de las grandes empresas. Mis argumentos tendrán que ver por supuesto con la relación entre riesgo de captura e integración de agencias, y la relación entre dicha integración y el grado de independencia del regulador. Personas tan poco frívolas como Ignacio Pérez ArriagaLuis GaricanoGaspar Ariño, o en el blog "Nada es Gratis" de Fedea Juan Delgado o Gerard Llobet, no parece que crean que criticar la propuesta de fusión de agencias sea una frivolidad. Cuando mi artículo para la Conferencia de la City University esté listo lo colgaré por aquí". Tres años después, el artículo que empecé a elaborar entonces se ha fusionado con uno de Ramon Xifré y ha dado lugar a un artículo académico en la publicación Utilities Policy. El artículo ha sido aceptado después de un proceso de revisión y ha sido colgado en la web oficial de la revista. Esta revista tiene un proceso de evaluación anónima, y por lo tanto lo que en 2012 era una opinión apresurada se ha convertido en una investigación matizada, detallada y elaborada. Sin embargo, la conclusión en general no ha cambiado: el Sr. Petitbò estaba completamente equivocado. Claro que si no está de acuerdo, puede elaborar un artículo académico por un procedimiento parecido (no vale con pagar un informe a la carta) y ver si alguien se lo publica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada