domingo, 15 de enero de 2017

El duelo entre la educación y la catástrofe

Jordi Pujol es el padre fundador de la versión catalana del nacional-populismo. También es el padre de una saga formada por hijos casi todos ellos investigados por corrupción. Quizás no exista ninguna relación de causa-efecto entre ambas cosas. Una vez el señor Pujol le espetó al entonces líder de la oposición catalana, Raimon Obiols: "usted, señor Obiols, lee demasiado". Pujol siempre derrotó a Obiols en las elecciones, y yo siempre me enorgulleceré de haber votado a Obiols. Esta semana en los Estados Unidos se producirá el relevo de uno de los presidentes más cultos jamás elegidos por una democracia, a un presidente que no lee nada... elegido por la misma democracia. Su profunda incultura no debe ser ajena al hecho de que sea apoyado por quienes niegan la existencia del cambio climático, o por los herederos del Ku-Klux-Klan. El famoso experto en educación Ken Robinson cita en su libro "Creative Schools" a H.G. Wells cuando dijo que "la civilización es una carrera entre la educación y la catástrofe". Quizás esta carrera tan igualada es lo que explique que el país con las mejores universidades del mundo vaya a tener uno de los presidentes más incultos del mundo. En Cataluña los profetas que han triunfado a raíz de la semilla sembrada por el señor Pujol son hoy seguidos por multitudes. Lo grave no es por ejemplo lo que dice a veces el Juez Vidal, sino que este señor fue elegido senador, sus charlas congregan a multitudes, y sus sermones son reproducidos en las redes sociales como si fueran la verdad revelada. Los fenómenos no se explican por una sola causa, pero quizás algo falla en la labor de quienes nos dedicamos supuestamente a compartir o difundir conocimiento. El otro día tuve la tentación de elogiar un artículo en El País que criticaba cómo se intenta salvar a las humanidades. Sabios en los que confío me hicieron ver que su elogio hubiera sido un error y se lo agradezco. Pero creo que tenemos que pensar muy bien cómo ganamos la batalla de la educación, porque la catástrofe cada vez está más cerca. Quizás haya que poner menos énfasis en defender unos oficios, o unas asignaturas, y más en general en defender el espíritu crítico de una forma transversal. Uno de mis mejores profesores fue el de filosofía, pero no tanto por el contenido de sus clases, sino porque nos llevó (a los alumnos de COU de una escuela del Ensanche de Barcelona) a hacer una encuesta de calle en el barrio de La Mina. Después, pese al tiempo que he dedicado a estudiar en el sistema formal universitario, lo más valioso creo que lo aprendí de la mano del líder de las desprestigiadas juventudes de un partido político, que era del barrio de Llefià en Badalona y un mal estudiante de Derecho (falleció en 1995 y hoy curiosamente tiene una biblioteca dedicada a su memoria), pero que me llevó a conocer las condiciones de vida de la juventud suburbial de Barcelona. Bueno, todo mi apoyo a quienes trabajan por mejorar nuestra educación, para que tengamos una sociedad con más espíritu crítico, más creatividad y más solidaridad.

jueves, 12 de enero de 2017

Europa i la catequesi independentista

L'any en què Europa viu un any decisiu, en què està en perill la seva integració, sense la qual ni la pau, ni la llibertat, ni el relatiu benestar que vivim serien explicables, en aquest any fonamental, Catalunya està entretinguda en donar continuïtat al procés de catequesi independentista. En comptes d'educar la població en la necessitat de cooperar per resoldre els problemes de la humanitat, encarnats en els Trump, Le Pen, Wilders, Farage, Putin, i altres sobiranistes.
No us ho perdeu, segons els catequetes i teòlegs del "procés", tindrem assegurats 1000 euros per càpita (i un fanalet, suposo) m'imagino que mensuals (o seran diaris?) l'endemà de "la independència" i un país, que és clar no és europeu, està ja disposat a finançar-nos. Tot està a punt, tot és molt rigorós i s'ha treballat molt bé (doncs com és que no acaba de passar mai si està tan llest i fet i és imparable?). El Profeta Vidal parlà i digué (en una recent xerrada a Granollers):
"Això és imparable i a Madrid ho saben. Seguim ferms. Tot està quasi llest (85-90% fet): 31 comissions, treballant en 19 àmbits diferents sota supervisió d’en Pi Sunyer (ex vicepresident del Tribunal Constitucional, no ho oblidem). A partir del febrer (de l’aprovació dels pressupostos) tot s’accelerarà i començarem a tenir més informació del que s’ha fet durant tot aquest temps. Una dada, pels indecisos: a partir de l’endemà de la proclamació d’independència l’ingrés mínim per a tothom (aturats, pensionistes, pirmi, viuetats, etc…) serà de 1.000 €. Els estudis econòmics estan fets pel Col.lectiu Wilson (catedràtics catalans d’aquí i d’arreu del món i empresaris de prestigi) i estan avalats per, com a mínim, tres institucions internacionals serioses, poc sospitoses de ser amigues, com el Deutsche Bank. Els números surten, i surten bé. Actualment, Espanya està en el 14è lloc dels 28 estats d’Europa quant a renda per càpita i resta d’indicadors econòmics. Catalunya estarà en el lloc 8è si obté la independència, i Espanya baixarà fins el 21è lloc. Que se sàpiguen aquests números, ja que tenen a veure, perquè ajudaran a resoldre-la, amb la pobresa energètica i de milers d’avis del nostre país. No lligarem els gossos amb llonganisses, que consti, però disposarem de més diners, els que no aniran a Espanya, i fiscalment també volen ser més contundents en la lluita contra el frau. Més, hi ha un país, no Europa, no es vol dir, no especialment pro-Espanya, que està disposat a financar-nos per si el govern d’Espanya talla l’aixeta del finançament sense voler negociar. Són negocis, ens prestaran i els pagarem interessos. I en tenen molts, de diners. Més, en el referèndum que hi ha d’haver, perquè així ho exigeixen els països amb els quals s’ha contactat, i que ens reconeixeran quan sigui el moment, la participació mínima hauria de ser del 60%, assolible. Els vots a favor del sí, aleshores, n’hi ha prou amb la meitat + 1."
La lògica del profeta és estranya. Si no m'erro, sense ser independents, els ciutadans de Catalunya en promig ja estem al 8è lloc del món si ens comparem amb els promijos de països actualment independents. Suposant que la "independència" del profeta no provoqués cap canvi en la renda per càpita (com ell sembla suposar vagament, perquè entenc que el dèficit fiscal amb Espanya esdevindria un dèficit fiscal amb Europa com a estat membre ric que seríem), aleshores el gran avantatge per a la ciutadania seria que sortiríem als rànkings (sense cap canvi en el benestar real dels individus), i que "Espanya" o "la resta d'Espanya" estaria més avall... Vaja, a veure si és veritat que a partir del febrer tot s'accelererà i començarem a tenir més informació. Falten poc més de quinze dies. I que es prepari la família Pujol, perquè començaran a ser més contundents en la lluita contra el frau.

domingo, 8 de enero de 2017

Sebastián Edwards y Chile en 2017

En mis vacaciones en Chile he leído el libro de memorias del economista chileno Sebastián Edwards, "Conversación interrumpida". El título responde a que la narración empieza y termina con la relación del autor con su padre, que falleció hace poco tiempo tras padecer la enfermedad de Alzheimer. Es un libro entretenido, a mi juicio bien escrito y estructurado (¿será mejor escritor que economista?). El personaje tiene guiños para economistas politizados como yo interesados en Chile: fue un joven de la burguesía que se afilió al Partido Socialista con 16 años, cuando los burgueses de izquierdas se afiliaban a otras organizaciones con menos obreros. Pero que por razones laborales y casualidades fue a parar primero a la Universidad Católica de Chile y después a la Universidad de Chicago para hacer el Doctorado. Esto le permitió conocer a los Chicago Boys, aunque Edwards se encuentra distanciado de ellos ideológicamente. Distingue entre los Chicago Boys, los economistas que "le hicieron" la política económica a Pinochet, y la Universidad de Chicago, una de las grandes universidades norteamericanas donde el protagonista amplió sus horizontes y se formó. Algunos de los aspectos del libro están cubiertos en el vídeo de esta entrevista. El libro es entretenido entre otras razones porque narra como grandes personajes de la economía (Stigler, McCloskey, Harberger) y de la política (Bachelet) se cruzaron aunque fuera fugazmente por la vida del protagonista. No omite aspectos íntimos de su juventud, como los acercamientos de un cura pederasta o la primera experiencia sexual, con una prostituta. Un libro parecido de un economista conocido sería impensable en otras latitudes, pero en Chile algunos economistas tienen status de famoso y se pueden permitir memorias, novelas (Edwards las ha publicado) e incursiones en la política (como Andrés Velasco, ex-candidato presidencial, que también ha escrito novelas). No me imagino a Jean Tirole, por ejemplo, narrando sus primeras experiencias sexuales en un libro de memorias. Edwards también tiene una intervención frecuente en los medios de comunicación chilenos, donde recientemente nos contaba que Chile no está tan mal como piensan muchos chilenos, o nos contaba su opinión sobre lo difícil que lo tiene quien parece ser su candidato preferido (Ricardo Lagos) a las elecciones presidenciales que se celebran a finales de 2017. En esto Chile parece que puede celebrar su entrada al mundo desarrollado: el candidato preferido por el establishment de centro-izquierda (y por mí) lo tiene crudo, como en Estados Unidos y en muchos países europeos.





lunes, 2 de enero de 2017

Carta al Alcalde de Coquimbo

Distinguido Señor Alcalde,
le escribo para disculparme por no haber podido asistir a la celebración del nuevo año en el pueblo de Tongoy (perteneciente a su municipalidad) a la que amablemente invitó a mi familia mediante un tarjetón que mi señora suegra recogió en el edificio de la antigua escuela, delante de donde está su casita de veraneo. Me hubiera gustado asistir pero estamos gestionando el jet lag... Quisiera sin embargo que me disculpe por el atrevimiento de aprovechar la ocasión para felicitarle por la rápida recuperación de Tongoy tras el tsunami de septiembre de 2015.
Temimos en algún momento que nunca más veríamos el Tongoy que recordábamos. Por lo que he sabido la reconstrucción ha sido el resultado de un gran esfuerzo colectivo, en primer lugar de la comunidad auto-organizada y en segundo lugar del gobierno a sus distintos niveles.
Yo sólo paso unos días en Tongoy cada año o año por medio como dicen ustedes, pero es lo más parecido que tengo a unas vacaciones y además es media vida para mi esposa y mi suegra. Yo soy un extranjero pero le aseguro que Tongoy es importante para mi. Cuídenlo mucho. Esas playas y esas rocas son un tesoro.
No soy el único que ha reparado en Tongoy viniendo de lejos, pues ya el escritor de mi ciudad Enrique Vila Matas dio el nombre de Tongoy a uno de sus protagonistas en un libro. Tongoy tiene mucho potencial, con menos perros y más pavimento y un poco más de inversión municipal seguro que irá hacia arriba. No se olvide tampoco de evitar que algunos arrendatarios de casas de veraneo no pongan la música a todo volumen como si el pueblo fuera de ellos, quizás los carabineros podrían ser más activos en este sentido.
En tiempos de anti-política barata, sé por mi propia experiencia de una vida anterior lo dura que es la política local, pero reconozco que no puedo ni alcanzar a imaginarme lo que debe ser para una colectividad y sus legítimos representantes sobreponerse a un tsunami devastador. De ahí de donde vengo se utiliza con mucha frivolidad la expresión "la dignidad de un pueblo". Deberíamos avergonzarnos. Ustedes sí que tienen dignidad. Le deseo lo mejor y le prometo devolverle la invitación, a un nivel mucho más modesto y privado, si se deja caer por mi ciudad. Atentamente...

martes, 27 de diciembre de 2016

El federalisme és el progrés real

El Pare Noel, fidel lector d'aquest blog, em va deixar sota l'arbre de Nadal un clauer amb una petita medalla que deia "fed" en un costat i una inscripció amb la frase "el federalisme és el progrés real" en l'altre. El recordatori és oportú, no perquè jo me n'oblidi (no hi ha cap risc) sinó perquè no em cansi de propagar-ho per terra, mar i aire. Difícilment avançarà el món si no és renunciant a la deriva identitària cap a la qual la volen fer relliscar alguns, si no és buscant fórmules per superar el monopoli de la sobirania i no aprofundir en aquest monopoli, si no és deixant enrera el somni obsolet de l'estat-nació. Difícilment avançarà Europa si no és sent fidel als desitjos dels autors del Manifest de Ventotene, si no és aprofundint en els elements federals que ja ens protegeixen com la justícia europea, com saben avui molt bé els qui van ser víctimes d'abusos amb les hipoteques a Espanya. Difícilment avançarà aquesta si no és obrint un debat franc on poguem construir una realitat institucional on hi càpiguen els qui tenen identitats diverses (alguns les tenim canviants, per minuts). Difícilment avançarà Catalunya si no sortim del dia de la marmota, del bucle infinit que ens porta de la desconnexió a un referèndum que se sobreentén previ a un acord. L'enèssim intent mediàtic del procés, de nou buscant el "featuring" de persones amb un passat progressista (encara que sembla que ex-consellers i catedràtics ja no es presten), no ens fa perdre de vista que seguir fent girar una sínia que ja no troba aigua enlloc (gràcies Jaume pel símil) no contribueix a fer avançar cap objectiu progressista sinó a endarrerir-los tots. Serveix de veritat per fer avançar la democràcia? O serveix perquè es mantinguin en el poder els qui amb les "eleccions plebiscitàries" van intentar evitar el control democràtic i la rendició de comptes amagant el seu principal candidat i apartant-lo dels debats televisius? Ara el gir serveix de nou per evitar la rendició de comptes respecte al programa que van presentar en aquelles eleccions "plebiscitàries", que no era altre que la desconnexió en 18 mesos, de la qual a mida que s'acosta el termini cada cop es parla menys. Serveix aquest gir per lluitar millor contra la corrupció? O servirà perquè l'any dels judicis sobre la corrupció del partit del president de la Generalitat estiguem parlant d'una altra cosa? Què hi fan persones que han lluitat per la democràcia i per combatre la corrupció a la sínia, en plena onada nacional-populista al món? Acceptem d'una vegada que la democràcia avui només pot ser una democràcia multinivell, que la globalització necessita ser governada amb federalisme, i que sense una federació mundial, europea, espanyola i catalana la corrupció seguirà jugant al futbolí en els paradisos fiscals. Quina pèrdua de temps i de recursos (des de la sentència de l'Estatut, ja portem sis anys sense govern real a Catalunya: gràcies "procés"), quan podríem estar tots buscant fórmules per retrobar-nos i no fórmules, com les desprestigiades després del referèndum del Brexit, per dividir-nos i "comptar-nos".

sábado, 24 de diciembre de 2016

Aprendre per ser lliures

Hem arribat a una situació en què sortir de Catalunya per un dies a un li fa una gran sensació de llibertat. Aquesta sensació, perdoneu-me, però ja es produeix una mica fent escala a Madrid, i augmenta a mida que es va travessant l'Atlàntic, fins que s'assoleix l'èxtasi sortint al Sol de l'hemisferi sud. Mantindrem certa disciplina, cosa que requereix un esforç en aquests temps de WhatsApp i Internet, i per tant l'objectiu és dedicar les vacances a descansar i a preparar les coses importants del 2017, que no són altres que sobretot fer millor la pròpia feina (quan aquesta serveix a la societat, si es fa bé): fer millor les classes, la docència, i fer millor recerca, amb un intent de contribuir a l'esfroç d'aprenentatge col·lectiu que són les ciències socials. Per què seguir aprenent si ens anem fent grans, aprendre per a què? Que li preguntin a una senyora de 83 que se'm va acostar fa poc i que em va dir que havia recuperat les ganes d'aprendre. Entenc perfectament la seva felicitat. Aprendre ens ajuda a tenir sempre una actitud incomformista, amatents a les innovacions en tots els terrenys. Convé fugir de les coses que no ensenyen res i acostar-se a totes les situacions que ens puguin ensenyar alguna cosa. Amb totes les crítiques que es fan a la Universitat (difícil no afegir-s'hi quan algun rector és enxampat plagiant i no dimiteix), la veritat és que ofereix un context on l'aprenentatge és possible, on s'entra amb contacte amb els qui més saben, amb lectures, conferències, o la pròpia recerca que sempre és una activitat col·lectiva (fins i tot quan un escriu un article individualment) i d'abast global, on no serveixen de res les fronteres geogràfiques, i cada vegada menys les fronteres disciplinars. Aprendre ens ha de permetre ser lliures per compartir el coneixement, per anar contra corrent quan és necessari i sobretot quan és una obligació moral. I a la vegada dubtar que el que estem fent sigui el millor. Com va dir un professor que es jubila aquest any l'altre dia en una celebració, tot segueix...

lunes, 19 de diciembre de 2016

Thomas Bayes y la retórica de la soberanía nacional

El matemático y ministro presbiteriano británico del siglo XVIII Thomas Bayes es conocido por su importante contribución a la estadística moderna al plantear una fórmula de actualización de las probabilidades de un evento ante la aparición de nueva información. Por ejemplo, si al estrellarse el primer avión a las torres gemelas la probabilidad de que fuera un atentado se suponía reducida (podía ser un accidente), el hecho de que minutos más tarde chocara un segundo avión obligó a actualizar en sentido ascendente esa probabilidad. El famoso estadístico norteamericano Nate Silver, en su libro "The Signal and the Noise" dedica un capítulo completo a la importancia de aplicar la regla de Bayes, no sólo como fórmula matemática concreta, sino como planteamiento en general ante la incertidumbre: debemos estar siempre abiertos a actualizar las probabilidades que asignamos a los eventos inciertos ante la aparición de nueva información. No estoy seguro de que en España y en Cataluña haya tenido hasta ahora mucha influencia el reverendo Bayes, ante la insistencia a lo largo del tiempo de muchos en seguir utilizando el concepto de soberanía nacional, y su asociación al concepto de democracia y el instrumento del referéndum de autodeterminación. En 2014 cuando se convocó el evento participativo en Cataluña del 9 de noviembre muchos lo apoyaron como máxima expresión de la democracia. Después los convocantes, no satisfechos con el evento, dieron por buena la convocatoria de unas elecciones "plebiscitarias" cuya vaga conexión con la democracia sólo fue comentada por algunos. Pero desde entonces han pasado cosas muy importantes en el mundo. El referéndum de Escocia dividió dramáticamente a la sociedad escocesa, y parece no haber resuelto el "encaje" de Escocia en el Reino Unido, aunque sí que ha servido para barrer a la izquierda. El referéndum del Brexit tampoco ha servido para "resolver el encaje" del Reino Unido en Europa, también ha dividido dramáticamente a la sociedad británica (con un asesisnato y numerosos ataques racistas incluidos), y también ha servido para debilitar a la izquierda. La fórmula del referéndum dicotómico para resolver problemas identitarios de distinto calibre ha sido o está siendo la impulsada por líderes nacional-populistas como Farage, Wilders, Orban o Le Pen. Todo esto no es una exageración. Es nueva información que hoy tenemos y que quizás sólo algunos intuíamos en 2014. Son cosas que han pasado y que deberían utilizarse para actualizar la probabilidad de que un referéndum soberanista sirva para resolver problemas de encaje institucional cuando hay cuestiones identitarias de por medio. No sólo hay que actualizar la probabilidad de éxito de un referéndum de autodeterminación, sino también la probabilidad de éxito de cualquier marco mental que asocie soberanía nacional a democracia en el mundo de hoy (esto no afecta sólo a Podemos y los independentistas catalanes). Personas y medios escritos por personas lúcidas ya están haciendo este ejercicio bayesiano, pero por desgracia quienes viven de las certezas del pasado son incapaces de practicar la actualización bayesiana. Nótese en la fórmula matemática concreta de la regla de Bayes que los dogmáticos (quienes asignan una probabilidad de 0 o 1 antes de recibir nueva información) nunca actualizan la probabilidad: es decir, la aparición de nueva información no introduce para ellos ninguna diferencia entre la probabilidad ex ante y la probabilidad ex post. Con ellos no hay nada que hacer, pero con quienes tienen una mente suficientemente abierta a la recepción de nueva información (quienes dudan) todavía hay esperanza. En nuestra sociedad evolutiva los hechos sociales son el resultado de la interacción de agentes con racionalidad limitada y tenemos poco control sobre lo que va a ocurrir, pero podemos ayudar a generar y procesar nueva información. Estos son los objetivos realistas de la acción colectiva: contribuir a producir nueva información, tener una mente abierta a procesarla, generar variedad e innovación, y contribuir a difundir aquello que nos gusta de lo que funciona.