miércoles, 9 de noviembre de 2016

Una convención para ver la viga en el ojo propio

En Estados Unidos ha ganado el candidato del Ku Klux Klan. La sabiduría de los padres fundadores estableciendo el sistema de pesos y contrapesos se va a poner a prueba. Mientras, en España y en Cataluña algunos líderes políticos no han tardado en reaccionar diciendo que el resultado demuestra que cada uno de ellos tenía razón en todo. Seguramente si se hubiera producido el resultado opuesto también habrían visto confirmadas todas sus teorías. En cualquier caso, lo ocurrido es enormemente inquietante, y por supuesto nos afecta directamente. En Europa, en España (el PP promocionando al líder racista García Albiol por ejemplo) y en Cataluña hay corrientes políticas no iguales pero con rasgos comunes de oportunismo y exaltación de las bajas pasiones. Y también hay un centro-izquierda que se ve impotente ante las estrategias consistentes en intentar movilizar con discursos simplistas a quienes temen la globalización. Para discutir de todo ello este fin de semana en Barcelona nos podremos mirar en el espejo y tener un debate en profundidad sobre el federalismo ante estos enormes retos, con la II Convención Federalista de las fundaciones Campalans y Ebert. Asistencia más obligatoria que nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada