martes, 10 de noviembre de 2015

Voces contra el disparate

Thomas Piketty entrevistado hoy en la contra de La Vanguardia:
"¿Catalunya sería mejor sin España?
Puede ser el peor o el mejor de los mundos, pero si aspira a convertirse en otro paraíso fiscal no será bueno para nadie. El futuro es de las interdependencias y lo básico es la fiscalidad. No queremos más paraísos fiscales.
¿Y la UE sería mejor con otro Estado?
Si en el Europarlamento los catalanes están representados por separado o como España da igual, pero si son otro Estado más y todos con derecho de veto, sería fatal."
Ignacio Torreblanca comentando los deseos de algunos independentistas catalanes de parecerse a Kosovo:
"Sorprende que alguien en Cataluña piense en Kosovo como un precedente. Porque cualquiera que haya estado allí y conozca el indecible sufrimiento de sus gentes sabe que la Cataluña dibujada por la Constitución de 1978 representa todo aquello a lo que los kosovares aspiraban en 1986 antes de que el nacionalismo serbio se cruzara en su camino. Y más hoy en día, cuando ante la falta de futuro los kosovares se marchan de su país (según una reciente encuesta, un 37% querría emigrar) es indudable que la Cataluña constitucional es el modelo para Kosovo, no al revés."
Y el taxista de Barcelona Minaqi Walid en el reportaje de Cristián Segura en El Pais:
"De todos los entrevistados, Minaqi Walid es el único que sabe de primera mano lo que es una tangana política de verdad. Walid tiene 62 años, lleva 35 en España pero continúa sintiéndose palestino. Nació en Jordania y vivió en el Líbano antes de emigrar a Barcelona. Es el único ciudadano al que este reportero descubre siguiendo por radio el debate de investidura. Trabaja de taxista, aunque antes había sido empleado de la construcción y funcionario de la embajada palestina en Madrid. Tiene el coche estacionado en una parada cercana a la sede de La Caixa. El volumen de la radio, alto, nos permite seguir las intervenciones parlamentarias desde la acera. Walid cree que la declaración de independencia “es un disparate, una locura”. Sus opiniones tienen una explicación motivada por su experiencia en Oriente Medio: “Entre Damasco y Beirut hay 99 kilómetros. ¿Sabes cuánto tardas en recorrerlos si viajas en coche? Cinco horas. Por los controles, la corrupción y mil cosas más.
“Yo no quiero fronteras. El mundo es cada vez más pequeño. Cataluña es demasiado pequeña para estar fuera de la Unión Europea”. Palestina también es un estado pequeño, se le hace notar. “Sí, y nuestros problemas se solucionarían si el mundo árabe creara una unión como la europea. Pero no sucederá, porque sus líderes son como Mas: solo piensan en lo suyo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada