martes, 5 de agosto de 2014

Sra. Cortina: el federalismo es lo contrario del localismo

El artículo de hoy de Adela Cortina en El Pais sorprende por la cantidad de prejuicios y lugares comunes que llega a acumular. Es enormemente decepcionante. Lo único positivo que tiene es que demuestra que el federalismo se está convirtiendo en el centro del debate... aunque no se sepa de qué se habla. Asocia el federalismo con el localismo y lo opone a las políticas sociales. Precisamente, quienes abogamos por una solución federal a los problemas de arquitectura institucional de España, Europa y el mundo, lo hacemos para poder resolver los problemas sociales. Lea Adela Cortina a Thomas Piketty y quedará convencida de que el estado nación ya no sirve para superar los graves problemas sociales que tenemos planteados. Sin federalismo no se pueden resolver los problemas derivados de la financiarización de nuestra economía que la Prof. Cortina menciona. Se deriva precisamente de una visión progresista nuestra convicción de que es necesaria la intervención colectiva a varios niveles de gobierno para resolver los fallos del mercado y las graves injusticias que se plantean a nivel local, regional, global. Habla de la necesaria relación con el resto de Europa, de los problemas de Oriente Medio... y los confronta con el federalismo, que es precisamente una receta que sirve para resolver los problemas de Europa y de Oriente Medio. El federalismo es la opción de liberales progresistas como Eugenio Scalfari, de ecologistas como Daniel Cohn-Bendit, de académicos de izquierdas como Piketty, y también la opción de la socialdemocracia no sólo española, sino europea, que cree que hay que construir una Europa integrada. Y es la opción de quienes tomaron la opción ética en Canadá de enfrentarse al secesionismo quebequés. En España la idea del federalismo creemos que puede servir para desactivar los localismos, para relativizar la idea de nación y de soberanía para construir una democracia que sea capaz de regular los mercados a la escala en la que estos de despliegan. Y que no se preocupe la señora Cortina, no habrá que hacer grandes esfuerzos por saber "qué naciones se tienen que federar en España". El federalismo español es la lógica evolución de nuestro estado de las autonomías y de nuestra integración en Europa para corregir sus obvios elementos disfuncionales, que hoy impiden desarrollar políticas sociales ambiciosas. ¿Cómo vamos a mejorar el estado del bienestar, que depende mayoritariamente de las autonomías, sin hablar de nuestra arquitectura institucional? Cuando hablamos de mejorar el opaco sistema de financiación autonómica en clave federal lo decimos para parecernos a Alemania, Canadá, Australia, Austria... ¿Cómo vamos a mejorar nuestra democracia y superar las desigualdades sin superar el déficit fiscal y democrático de la zona euro? El federalismo es anti-nacionalista, y aspira a que las personas dejen de unirse por su identidad y lo hagan por luchar por un mundo mejor. Qué pereza y qué decepción. ¿Serviría de algo pedirle a la Sra. Cortina que entre en la web de Federalistes d'Esquerres y lea algunos textos sobre como los federalistas españoles y de todo el mundo siempre han propuesto el federalismo precisamente para resolver los problemas sociales de la humanidad? Ese es el discurso del nacionalismo: decir que hay dos ejes, uno nacional y otro social. No hay dos ejes, hay UNA realidad social, y la izquierda debe tener una estrategia para responder a la fuerza de los movimientos identitarios, precisamente para que estos no nos impidan organizarnos para resolver los problemas sociales (como hacen hoy la ANC y la FAES) y esa estrategia se llama aquí, en el resto de Europa, en la India y en todas partes federalismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada