viernes, 6 de junio de 2014

K. Arrow servido por JM Vegara, un aperitivo oportuno

El Instituto de Estudios Fiscales español ha publicado una selección de textos traducidos al castellano del gran economista norteamericano Kenneth Arrow. La selección ha sido realizada por Josep M. Vegara, catedrático emérito de la Universidad Autónoma de Barcelona (y amigo mío), e incluye al final algunas entrevistas que son reveladoras del pensamiento de Arrow. Este autor es conocido sobre todo por tres aportaciones fundamentalmente teóricas, pero que han impregnado una gran parte del trabajo aplicado y de políticas públicas donde la influencia de la economía ha sido más fértil. La primera aportación es su contribución a la teoría del equilibrio general competitivo, que nos dice que para que los mercados sean eficientes se requieren una serie de condiciones muy exigentes. La segunda, el teorema de la imposibilidad que lleva su nombre, por el cual sabemos que es muy difícil de conseguir una democracia que cumpla algunas características deseables desde el punto de vista de la racionalidad, por lo cual sabemos que las democracias difícilmente son estables. Finalmente, contribuyó a profundizar en algunos fallos del mercado, como los que se derivan de las asimetrías de información, por ejemplo en el terreno de la sanidad, que justifican la intervención pública en este y otros sectores. La introducción y selección de Vegara nos permite profundizar en una carrera impresionante y exigente en todo momento. Sin Arrow no se entenderían Krugman, Stiglitz, Piketty, Rodrik y tantos otros economistas que, sin renunciar al cuerpo básico de la teoría económica, no la utilizan para justificar el funcionamiento espontáneo de los mercados, sino para buscar formas de mejorar la vida en sociedad. La lección de exigencia y rigor, combinados con preocupación social y apertura, constituyen un buen punto de partida para dar una respuesta positiva a la actual rebelión, en buena parte justificada, de los estudiantes de economía en todo el mundo. Quizás por ello (por eso hablo de aperitivo en el título del post, porque lo mejor está por llegar), la Universidad Pompeu Fabra ha elegido a Josep M. Vegara como profesor de la asignatura de Historia del Pensamiento Económico, tras cinco años sin ofrecer esta asignatura. Que esta universidad, teniendo tan a mano economistas de otras tendencias, haya elegido a un economista de agua salada (aparte de socialista y federalista) en plena revuelta estudiantil internacional, me parece un paso significativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada