lunes, 19 de diciembre de 2016

Thomas Bayes y la retórica de la soberanía nacional

El matemático y ministro presbiteriano británico del siglo XVIII Thomas Bayes es conocido por su importante contribución a la estadística moderna al plantear una fórmula de actualización de las probabilidades de un evento ante la aparición de nueva información. Por ejemplo, si al estrellarse el primer avión a las torres gemelas la probabilidad de que fuera un atentado se suponía reducida (podía ser un accidente), el hecho de que minutos más tarde chocara un segundo avión obligó a actualizar en sentido ascendente esa probabilidad. El famoso estadístico norteamericano Nate Silver, en su libro "The Signal and the Noise" dedica un capítulo completo a la importancia de aplicar la regla de Bayes, no sólo como fórmula matemática concreta, sino como planteamiento en general ante la incertidumbre: debemos estar siempre abiertos a actualizar las probabilidades que asignamos a los eventos inciertos ante la aparición de nueva información. No estoy seguro de que en España y en Cataluña haya tenido hasta ahora mucha influencia el reverendo Bayes, ante la insistencia a lo largo del tiempo de muchos en seguir utilizando el concepto de soberanía nacional, y su asociación al concepto de democracia y el instrumento del referéndum de autodeterminación. En 2014 cuando se convocó el evento participativo en Cataluña del 9 de noviembre muchos lo apoyaron como máxima expresión de la democracia. Después los convocantes, no satisfechos con el evento, dieron por buena la convocatoria de unas elecciones "plebiscitarias" cuya vaga conexión con la democracia sólo fue comentada por algunos. Pero desde entonces han pasado cosas muy importantes en el mundo. El referéndum de Escocia dividió dramáticamente a la sociedad escocesa, y parece no haber resuelto el "encaje" de Escocia en el Reino Unido, aunque sí que ha servido para barrer a la izquierda. El referéndum del Brexit tampoco ha servido para "resolver el encaje" del Reino Unido en Europa, también ha dividido dramáticamente a la sociedad británica (con un asesisnato y numerosos ataques racistas incluidos), y también ha servido para debilitar a la izquierda. La fórmula del referéndum dicotómico para resolver problemas identitarios de distinto calibre ha sido o está siendo la impulsada por líderes nacional-populistas como Farage, Wilders, Orban o Le Pen. Todo esto no es una exageración. Es nueva información que hoy tenemos y que quizás sólo algunos intuíamos en 2014. Son cosas que han pasado y que deberían utilizarse para actualizar la probabilidad de que un referéndum soberanista sirva para resolver problemas de encaje institucional cuando hay cuestiones identitarias de por medio. No sólo hay que actualizar la probabilidad de éxito de un referéndum de autodeterminación, sino también la probabilidad de éxito de cualquier marco mental que asocie soberanía nacional a democracia en el mundo de hoy (esto no afecta sólo a Podemos y los independentistas catalanes). Personas y medios escritos por personas lúcidas ya están haciendo este ejercicio bayesiano, pero por desgracia quienes viven de las certezas del pasado son incapaces de practicar la actualización bayesiana. Nótese en la fórmula matemática concreta de la regla de Bayes que los dogmáticos (quienes asignan una probabilidad de 0 o 1 antes de recibir nueva información) nunca actualizan la probabilidad: es decir, la aparición de nueva información no introduce para ellos ninguna diferencia entre la probabilidad ex ante y la probabilidad ex post. Con ellos no hay nada que hacer, pero con quienes tienen una mente suficientemente abierta a la recepción de nueva información (quienes dudan) todavía hay esperanza. En nuestra sociedad evolutiva los hechos sociales son el resultado de la interacción de agentes con racionalidad limitada y tenemos poco control sobre lo que va a ocurrir, pero podemos ayudar a generar y procesar nueva información. Estos son los objetivos realistas de la acción colectiva: contribuir a producir nueva información, tener una mente abierta a procesarla, generar variedad e innovación, y contribuir a difundir aquello que nos gusta de lo que funciona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada